martes, 10 de abril de 2018

Porsche 911 (Typ 964) Carrera Cup (1989)

Modelo: Porsche 911 (Typ 964) Carrera Cup (1989)
Fabricante: Vitesse.
Escala: 1/43.
Origen: Portugal.
Especificaciones: Carrocería en fundición; componentes en plástico duro y ruedas con cubiertas de goma.
Fotos de modelos similares.
Un poco de historia
964 Cup Bertrand Balas (Francia)
Basado en el Porsche 964, en 1990 hubo una nueva versión de carrera para la Porsche Carrera Cup. Además de un aumento de la producción en 11 Kw a 195 Kw (265 hp) el 964 Cup llevaba una jaula antivuelco soldada, una disposición de chassis modificado y la distancia al suelo era 55 mm. más baja que la versión standard. Para reducir peso: el interior y el material reductor de ruido fue removido, se modificaron las relaciones de los engranajes de la caja de cambios y no llevaba servodirección.El vehículo tenía un convertidor catalítico y un sistema de frenado antibloqueo (ABS). En 1992, la Copa 964 tuvo una mayor revisión. El vehículo ahora tenía la carrocería del 964RS y el motor ahora producía 202 Kw (275 hp).
Otro cambio importante fue que el ABS podría ser apagado en caso de frenado de emergencia o mientras el coche iba hacia atrás.El vehículo tenía ahora llantas de magnesio de 18 pulgadas, que reemplazaron las llantas de aluminio. El coche se bajó otros 20 mm.
Fotos del modelo de Vitesse.
Jaula antivuelco
Pro: La miniatura tiene buenas proporciones y está bien detallada. Me gusta la copa de la monomarca.

Contras: La miniatura no es mala, pero no tiene unas grandes terminaciones en comparación de otros fabricantes.

jueves, 22 de marzo de 2018

Porsche 911 (Typ 964) Carrera 4 cabriolet (1989)

Modelo: Porsche 911 (Typ 964) Carrera 4 cabriolet (1989)
Fabricante: Del Prado Collection.
Escala: 1/43.
Origen: China.
Especificaciones: Carrocería en fundición; componentes en plástico duro y ruedas con cubiertas de goma.
Fotos del modelo real.
Un poco de historia
En el año 1988 se presentó una de las generaciones del Porsche 911 más admiradas y cotizadas hoy en día, el 964. 
Repasemos su trayectoria desde el 1988 hasta el 1993 en que dejó paso al 993.
El 964 tenía el 85% de las piezas nuevas respecto al Serie G, así pues podemos hablar de un modelo completamente nuevo que además adoptaba algunas soluciones técnicas del superdeportivo 959. El motor bóxer, de 3.6 litros y refrigerado por aire, desarrollaba 250 caballos de potencia y por primera vez se ofreció en versión Carrera 4. Si, llegó la tracción integral al 911.
Aunque la evolución estética respecto al Serie G no era rompedora, si que había muchos detalles que permitían diferenciar claramente a ambos modelos. El cambio más llamativo lo encontramos en los paragolpes, ahora mucho más estilizados y 
fabricados en poliuretano.
El Porsche 911 se estilizaba, abandonando esos paragolpes característicos de la generación anterior que hacían que pareciese un coche de choque. También llegó con el 964 uno de los principales signos de identidad del Porsche 911 y que todavía hoy siguen montando casi todas las versiones.
Hablamos del alerón trasero retráctil que se desplegaba automáticamente al superar cierta velocidad, y que se podía desplegar también mediante un mando situado en el salpicadero. Es sin duda una de las señas de identidad del Porsche 911, e incluso las dos últimas generaciones de los Turbo lo equipan. Mecánicamente los 964 comenzaron con un motor atmosférico de 3.600 C.C que 
entregaba 250 caballos.
Importantes cambios en el interior del 964

La premisa principal a la hora de diseñar el interior, fue mejorar el confort. Hubo una evolución importante entre este modelo y su predecesor en este sentido, algo que se valora todavía hoy en día a la hora de elegir un 964 o un Serie G como 
clásico para pasear de vez en cuando.
El 964 incorporó el ABS, la caja de cambios Triptronic opcional, la dirección asistida e incluso los airbags. El chasis estaba desarrollado desde cero, e incorporaba muelles helicoidales en lugar de la suspensión rígida con barras de torsión del 
modelo anterior.
Aparte de mejorar el comportamiento, el confort ganó mucho con esta evolución. El éxito del 964 fue enorme, de forma que Porsche decidió diversificar un poco más la gama lanzando, aparte del Carrera 4, las versiones Cabriolet, Targa y a partir de 
1990 el 964 Turbo.
El todopoderoso Turbo montaba en un principio un motor bóxer 3.3 litros. En el año 1992, ese motor fue sustituído por uno de 3.6 litros que desarrollaba 360 caballos. Después llegarían las versiones Turbo S, el Speedster y el Carrera RS.


Fuente: https://www.motorpasion.com

Imágenes del modelo de Del Prado.
 Interiores con detalles en color plata.
Pro: Pensar que cuando salió el modelo real no me gustaba tanto como el 930, pero con el paso del tiempo aprendí a quererlo. 
La miniatura tiene buenas proporciones y está bien detallada.
Contras: espejos retrovisores, salida del caño de escape y ruedas algo desproporcionadas.

domingo, 21 de enero de 2018

Porsche 956 24Hs Le Mans(1983) J.Lammers/J.Palmer/R.Lloyd

Modelo: Porsche 956 24Hs Le Mans(1983) J.Lammers/J.Palmer/R.Lloyd 8º
Fabricante: Ixo-Altaya.
Escala: 1/43.
Origen: China.
Especificaciones: Carrocería en fundición; componentes en plástico duro y ruedas con cubiertas de goma.
Colección: 24 Horas de Le Mans.
Fotos del modelo que finalizó 8º en Le Mans 1983.

Un poco de historia del modelo:
El Porsche 956 es un sport prototipo del Grupo C del fabricante alemán de automóviles Porsche que compitió en el Campeonato Mundial de Resistencia desde 1982 hasta 1986. Se construyeron 28 unidades oficiales. Una evolución del 956, el Porsche 962, fue sustituyendo al 956 a partir de 1985.
El 956 poseía un chasis monocasco de aluminio y un peso en vacío de entre 820 y 850 kg. Su motor, derivado del de su predecesor, el Porsche 936, era una gasolina de seis cilindros bóxer y 2,65 litros de cilindrada, equipado con dos turbocompresores, que desarrollaba una potencia máxima de 620 a 640 CV a 8.200 rpm y un par motor máximo de 630 Nm a 5.400 rpm.
Porsche ganó el Campeonato Mundial de Resistencia ajustadamente en 1982, destacándose un triplete en las 24 Horas de Le Mans por amplio margen. En 1983, al equipo oficial se sumaron varias unidades privadas del 956. Los Porsche ganaron las siete carreras del campeonato y obtuvo el campeonato de marcas cómodamente; además los 956 ocuparon las primeras ocho posiciones en Le Mans. La situación fue similar en 1984, donde los Porsche ganaron casi todas las carreras. Ese año, el reglamento pasó de permitir 600 litros de gasolina a 510 en las carreras de 1000 kmkm. Ante ello, Porsche lanzó una evolución llamada 956B, equipada con inyección electrónica.
Dada la abrumadora cantidad de equipos con Porsche, el Campeonato Mundial de Resistencia pasó a otorgar títulos de equipos en 1985. El equipo oficial de Porsche siempre puntuó con los más recientes 962 rumbo al título, aunque otros equipos sí puntuaron con el 956; de hecho lograron el 1-2 en Le Mans, dejando al mejor 962 en el tercer escalón del podio. En 1986, Brun fue campeón con dos resultados puntuables para el 956. El 962 logró el 1-2 en Le Mans, relegando a los 956 a las siguientes tres posiciones.
El récord de vuelta histórico del Nürburgring Nordschleife lo logró un Porsche 956 en la tanda de clasificación de los 1000 km de Nürburgring de 1983 pilotado por Stefan Bellof, quien marcó 6'11,13 con una velocidad promedio de 202 km/h. Bellof falleció en los 1000 km de Spa-Francorchamps al chocar su Porsche 956.


http://www.historicporsche.com/pages/porsche-956-106-for-sale

Imágenes del modelo a escala.
 "Efecto sucio" en trompa y laterales.
Pro: Miniatura muy bien lograda, muy similar a la de Minichamps (bastante más barata), pero con el agregado de "simil" suciedad. Uno de los modelos de competición que más me gusta, junto con el emblemático 917.

Contras: Sigo sin comprender el porqué de los fabricantes se empeñan en reproducir vehículos que o bien no finalizaron la carrera o ni siquiera hicieron podio.